Renacer en tiempos del COVID

Cuando oímos hablar la primera vez del coronavirus la mayoría ni le prestamos demasiada atención, sonaba tan lejos que creíamos que tan siquiera nos iba a afectar.

A medida que fue avanzando la cosa, parecía que seguíamos creyendo que nada iba a pasar, y de repente ya lo teníamos aquí, estaba en España y peor aún, estaba en nuestra querida Barcelona.

Y un día el gobierno declara el estado de alarma.

No sé si alguien ha caído en la cuenta que en el año 92, durante los juegos olímpicos de Barcelona teníamos una mascota, era la insignia de la ciudad y se llamaba “COBI”.

Y ahora, casi treinta años más tarde aparece un virus llamado “COVID_…” que ha llegado a paralizar el mundo, una falsa palabra homófona a esa mascota diseñada por Javier Mariscal.

Me gustaría coger este dato como punto de partida, porque las casualidades no existen.

Quiero explicar quién era COBI, que significaba y si podía tener conexión con Covid-19.

COBI era un personaje cercano, simpático, amable, comunicativo, que se identificaba con todos los roles y valores olímpicos tanto deportivos como representativos, pero detrás del mundo simbólico de esta mascota de los Juegos olímpicos del 92, se generó colaboración, eficiencia, progreso, alegría y éxito internacional.

¿Por qué no intentar extrapolar esos valores para despertar y renacer al superar esta pesadilla?.

Y sí, ahora desde la tranquilidad de mi hogar me pongo a pensar en todo lo que he vivido, llego a la reflexión en que esto no es más duro de lo que viví años atrás, donde puedo asegurar que atravesé uno de los momentos personales y profesionales más duros de mi vida, soportando la muerte de una madre, la rotura con la pareja y la casi bancarrota de mi negocio, una difícil mezcla a gestionar en un mismo momento.

Eso me hizo más fuerte, casi indestructible.

Y con total seguridad afirmo que si yo puede salir de aquello, se puede salir de cualquier cosa, por muchos baches que te ponga la vida, de todo se sale y en el fondo todos lo sabemos.

Porque todos hemos pasado momentos en los cuales pensábamos que no lo íbamos a soportar.

Pero estate atento a tus sentimientos porque en este momento de gran incertidumbre, los seres humanos nos estamos dividiendo en tres grandes grupos.

Los hay con grandes dosis de creatividad y adaptación al cambio, que se reinventan, que tiran hacia adelante con lo que tienen, que se enfocan hacia un futuro incierto con las mentes a tope y en plena ebullición, sin saber muy bien donde nos llevará todo esto.

Luego están los otros, ese grupo que se queda en el banquillo, dormido, observado a su alrededor dándole vueltas y sintiendo miedo por lo que está por llegar y nadie sabe.

Por último podemos nombrar a los inconsistentes, aquellos que no quieren ver ni escuchar, que siguen acudiendo al supermercado en grupo o reuniéndose con otros sin atender a la realidad, los cuales solamente cuando la enfermedad les golpee duramente, se lamentaran de no haber sido prudentes.

Todo este sin fin de sensaciones es lícito, comprensible y entendible, pero, ¿Sabéis qué? este es el momento de aprovechar para reflexionar, pensar y reinventarse.

Tenemos que ser capaces de extraer el gran aprendizaje que hay detrás de esto, aprendamos de esta experiencia.

El miedo a un futuro desconocido no nos puede bloquear.

Carpe diem, nunca más tendremos la oportunidad de tener tanto tiempo libre para dedicarnos a nosotros y pensar en las cosas que realmente nos mueven y que nos importan, porque la vida aun en confinamiento puede ser maravillosa.

No hay que olvidar que mañana volverá a salir el sol para todos nosotros.

Utilicemos los valores de “COBI” la mascota, la cual representó a esta bella ciudad que es Barcelona, y hagamos una mirada hacia el futuro, una mirada de esperanza, progreso y alegría.

Me quedo con una frase que alguien ha citado en estos días: “El mundo se paró y la tierra ya puede respirar”

Pues igual deberíamos hacer lo mismo los humanos: parar, respirar y reinventarse.

 

Marta Cid, Barcelona, tiempos de pandemia 2020 (reflexiones durante el confinamiento en casa)

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies