r3 – La Formación, por Marta Cid

 

adcts – ¿Cómo ves la Formación Profesional y la formación continuada de nuestro país?

MC – Te cuento, durante el primer trimestre de este año 2021 estuve haciendo prácticas, como profesora de peluquería, en una escuela de formación profesional donde se imparte un módulo de peluquería.

Observé y participé directamente en la presentación y exposición de algunas de las asignaturas que se enseñan durante los dos cursos y puedo afirmar, como profesional activa del sector de la peluquería, que el currículum de aprendizaje, del cual se rige la formación reglada, está desfasado y obsoleto en muchas de sus asignaturas.

Sobre la formación continuada considero que es de vital importancia sobre todo para seguir actualizados y para mejorar en todas aquellas tareas que desarrollamos diariamente.

Ahora bien, también pienso que no toda la formación que actualmente se ofrece es de calidad.

Parece ser que últimamente muchos profesionales se han subido al carro de impartir formación y en mi humilde opinión mucha de esa formación carece de fundamento y calidad para tener que pagar por ella.

Creo que antes de que alguien pueda impartir formación, dicho formador debería ser debidamente acreditado para asegurarse de que los contenidos que enseñan tienen la calidad y contenidos necesarios para considerarse un aprendizaje continuo.

 

adcts – ¿Cómo sería la Formación Profesional ideal para crear profesionales de la peluquería?

MC – Para la formación reglada, en primer lugar se debería actualizar el currículum, tarea que sin duda depende del ministerio de educación, una tediosa tarea que no se si están del todo dispuestos a realizar.

Se deberían observar cuales son las tendencias del mercado y las necesidades reales del sector y los clientes.

Las asignaturas o créditos, deberían estar mejor repartidas y compensadas entre las horas de estudio y las horas de práctica, ahora no lo están.

No debemos olvidar que la experiencia a través de la práctica es lo que convierte a los alumnos en un personal mejor preparado.

La formación debería ser más específica según la especialización por la que se va a optar en un futuro.

Por ejemplo, actualmente si haces un módulo de peluquería de grado medio debes estudiar morfología de manos y pies (99h), una parte de esas horas se podrían dedicar al color, corte, peinado, que es lo que actualmente demanda el mercado.

Al observar la creciente demanda en el mercado de las uñas, vemos centros dedicados exclusivamente a ello, así que creo que se deberían preparar formaciones exclusivas para aquellos que quieran dedicarse a este sector y no dedicarle tantas horas dentro del módulo de peluquería.

Ya he comentado, las 99h que actualmente se utilizan en el desarrollo de este tema y a otros temas similares de menor impacto y necesidad dentro de la formación de peluquería, se podrían aprovechar para que los alumnos salieran mejor preparados en otras materias como lavado, peinado, cortes, etc..

Por otra parte debería ser obligado que todos aquellos profesores que imparten clases en formación reglada, tuvieran contacto directo en algún momento del año, con empresas del sector.

Es imposible enseñar un oficio, dar formación de calidad y preparar a los alumnos para una profesión si los mismos profesores se mantienen al margen del mercado laboral.

Hay una gran desconexión con la realidad, en muchos casos algunos de estos profesores ni tan siquiera han ejercido nunca como peluqueros.

La verdad, no se entiende.

En cuanto a la formación no reglada es otro tema, creo que hacen un gran papel para aquellos que quieren aprender sobre la profesión, pero al final nunca debería ser valorada de la misma manera que la reglada.

Creo que este tipo de formación debería de estar regularizada.

 

adcts –  ¿Existe conciencia de la necesidad de la formación continuada?

MC – No siempre, ya que hasta ahora depende de cada profesional el ver o no dicha necesidad, pero podemos reflexionar acerca si existe esa necesidad en otras profesiones las cuales se les requiere de dicha formación continuada para seguir ejerciendo.

La formación continuada debería ser una obligación para aquellos que quieren dedicarse de manera profesional.

Por suerte parece que esto va cambiando, cada vez hay más peluqueros que aman lo que hace y entienden que la responsabilidad recae en uno mismo si se quiere llegar a ser un buen profesional.

La formación continua es necesaria para ser mejores cada día.

En España ya se cuenta con una amplia red de profesionales muy bien preparados y que entiende la formación continua como una necesidad para dignificar la profesión de peluquería.

 

adcts –  ¿Crees que los profesionales se crean un plan de formación que seguir a lo largo del tiempo?

MC – La gran mayoría, no.
Para los que deciden formarse creo que no suelen tener ningún plan, sino más bien lo deciden sobre la marcha según lo que sienten que necesitan, bien porque gusta el tema, porque cree que es interesante para el desarrollo profesional o porque dicha formación hará llegar más ingresos.

Otros, creo que ni tan siquiera se plantean la necesidad de formarse.

Ojalá estos lleguen a ser una minoría, cada vez hay más conciencia de la necesidad de que si queremos profesionalizar el sector hay que estar en constante formación.

 

adcts –  ¿Cómo sería la formación continuada ideal?

MC – Pues regulada, con unos objetivos de aprendizaje claros, bien estructurada con una parte teórica y otra práctica, donde el profesional que la imparta este acreditado y demuestre tanto su experiencia cómo bagaje en el sector.

Se podrían concretar unos aprendizajes mínimos según la labor que se desarrolla en el salón.

No es lo mismo ser aprendiz, estilista-colorista, director de salón, manager o recepcionista.

Según la responsabilidad y puesto dentro del equipo y/o salón, se deberían preparar los equipos para que ejecuten su trabajo de la mejor manera posible.

Hay otro países donde antes de ser oficial primero debes pasar alguna temporada en diferentes niveles de aprendizaje.

Aquí en España suele ser todo sobre la marcha.

 

adcts –  ¿Cuáles o quiénes crees que son los impedimentos para que la formación tuviera el formato ideal?

MC – Intrusismos en el sector, las casas comerciales que defienden sus propios intereses por delante de los intereses reales del sector.

Beneficios personales de los peluqueros que creen dar formaciones de calidad a cambio de ganar algo de dinero extra, para mi oportunistas, que ven la oportunidad de lucrarse debido a las carencias que existen dentro del sector.

Falta de profesionalizar el sector.

Falta de dirección dentro de la comunidad-gremio de la peluquería.

La administración pública.

Ellos tienen la responsabilidad de observar las necesidades reales del sector, estudiar las asignaturas han quedado obsoletas o simplemente se pueden eliminar del currículum e implantar nuevas.

Existe una desconexión entre lo que se cree que es importante enseñar o lo que realmente es importante que se aprenda.

 

adcts –  ¿Cómo calificarías la estructura de los formadores en España, de intrusismo o libertad de mercado?

MC – Pues ambas, como ya he comentado, en algunos casos parece ser más un tema de ego, de querer ganar dinero y no tanto de profesionalizar el sector.

Aunque muchos de estos formadores, saben lo que hacen y transmiten pasión, están organizados y tienen mucho que aportar al sector.

 

adcts –  ¿Regulación sí o no?

MC – Sí.

Dentro del sector siempre se comenta la necesidad de elevar y dignificar las esta profesión.

También se dice que como sector no se nos toma en serio.

En mi opinión creo que si existiese regulación, quizás podríamos dotar de la importancia que se merece nuestro trabajo.

El que hubiese esta regulación quizás conseguiría alinear a los profesionales en un estándar de calidad común.

 

adcts –  ¿Titulaciones sí o no? ¿Cuáles?

MC – Sí.

Sobretodo opino que a la hora de dirigir un negocio debería ser necesario disponer de una titulación reglada al igual que pasa en otras profesiones.

No podemos obviar que en una formación reglada se prepara a los alumnos, aunque muy por encima a dirigir un negocio en un futuro.

Al menos hace que ciertos conceptos relacionados con la gestión y dirección de una pequeña empresa se hagan familiares.

También se tocan aspectos más amplios sobre los productos y su correcta utilización.

Las academias están bien, para aquellos que quieran acreditarse para trabajar o para mejorar en sus labores ya que dedican muchas más horas al trabajo de campo y prácticas que a partes más teóricas.

Pero nunca debería ser equiparada a una titulación reglada.

Un apunte personal, que supongo que también les ha pasado a otros compañeros de profesión; a mí en 25 años de profesión, NUNCA me han pedido el titulo para trabajar en un salón, ni tan solo a la hora de abrir mi propio negocio

 

adcts –  ¿Qué sobra y que falta en nuestro panorama de formación?

MC – Sobra el intrusismo de las marcas, estoy de acuerdo que nos formen, pero siempre tienen como objetivo seguir ganando dinero y no tanto mejorar el sector.

Digamos que es una consecuencia, si como marca formo a mis clientes ellos aprenden y por lo tanto siempre es bueno.

Parece que todos ganamos.

También creo que sobran profesionales que se suben al barco de la formación sin ningún plan, que enseñan lo que saben a unos cuantos que están dispuestos a pagar porque tienen ganas y necesidad de aprender.

Ya lo dice el dicho:” en el país de los ciegos el tuerto es el rey”.

Falta una legislación que ordene y regule la manera en cómo debe organizarse la formación para que esta sea de calidad, no sé cuál es el método, pero lo que está claro es que se deberían exigir unos criterios mínimos para poder formar.

 

adcts –  ¿Cómo ves el futuro de la formación?

MC – Soy optimista, así que pienso que bien.

El sector se está profesionalizando, cada vez hay más nivel de exigencia por parte de peluqueros y estilistas, pues es obvio que cada vez se demandará mejor calidad en las formaciones, tendrá que haber más criterio formativo, sino la gente no querrá pagar por ellas.

Y creo que los peluqueros que se dedican a dar formación sin demasiado criterio, se filtraran por sí solos.

#ReformulandoLaPeluqueria

r3 – La Formación, por Santi Gallego

Formarse continuamente no solo en peluquería, sino también en otras materias, esto hace que gran parte de la sociedad siga pensando que es una profesión de segunda división.
Seguimos siendo nosotros mismos los principales culpables de la situación en la que nos encontramos

r3 – La Formación, por Luís Vecina

Sobrar, quizás gente que debería darse cuenta que enseñar es algo muy serio, aunque se haga con humor, y que al primero que le faltan al respeto es a si mismos, cuando venden lo que no tienen.

r3 – La Formación, por Erika Vera

También creo necesario que de los institutos la gente salga motivada y amando su profesión!
Y que academias e institutos dejen de ser guarderías de adolescentes.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies