r1 – El Peluquero Empresario por Erika Vera

adcts – ¿Cuál es tu visión del nivel del Peluquero como empresario?

EV – Pues conozco empresarios fantásticos que tienen peluquerías, peluqueros maravillosos que gestionan de fabula sus salones, peluqueros y empresarios y a peluqueros que con sacar un sueldo para ellos, ya son felices!, por lo que esta mezcla es la que confecciona un presente tan variopinto imposible de unificar.

 

adcts – ¿Crees que las necesidades de gestión han cambiado respecto al año 2000?

EV – No creo, gestionar una peluquería no ha cambiado mucho (personal, servicios técnicos , ingresos y gastos…impuestos), pero el entorno y los hábitos de consumo si han cambiado, por lo tanto tenemos que adaptarnos a ello.

Quizá lo que ocurre es que ahora somos más conscientes de que necesitamos conocimientos más allá de nuestro oficio (marketing, redes sociales, prevención de riesgos laborales, covid…).

Otra diferencia es que el control fiscal es mayor…ha habido negocios que no repercutieron la subida al 21% de IVA y lo asumieron con el coste que eso supuso y al tener un entorno de crisis proliferaron los conceptos low cost.

Con este escenario para sobrevivir en 2021 necesitas la fuerza de un concepto, de una imagen corporativa más profesional y así poder vivir del oficio y generar beneficio.

Antes solo necesitabas ser buen peluquero y valía con tener tu peluquería en el salón de tu casa…pero sin duda el reto del futuro es crear algo que aún no tenemos ni siquiera imaginado, estamos en una “entre era “ solo espero que no estemos en una especie de caída del imperio romano caminando hacia la baja Edad Media.

 

adcts – ¿Qué crees que necesitamos tener, aprender, preguntar, contratar, para gestionar nuestros salones con la mínima solvencia?

Primero debemos entender que el dinero que entra en caja no es nuestro, si no sabemos gestionar esa facturación debemos empezar por ahí…

Algo muy importante también es la tarifa de precios.

La mayoría de peluquerías y barberías no la hacen en base a un estudio previo.

Cada espacio tiene unos costes, cada concepto se dirige a un tipo de cliente…y el coste de hora varía por multitud de factores!

No solo tienes que añadirle el IVA…habrá que añadirle el beneficio por hora que nos va a dejar ese servicio ¿No?

Habrá que tener en cuenta las vacaciones…el coste de despedir al personal, las posibles averías, el ahorro…la reinversión!

Yo siempre he dicho que si pudiese facturar 120 euros cada media hora…que poco me importaría el 21% de IVA, por lo tanto mi objetivo es llegar a mejorar la rentabilidad de mi hora de trabajo.

 

adcts – ¿Cómo crees debemos cambiar nuestra gestión respecto a la que realizábamos en la pre-pandemia?

Pues ahora mismo es momento de tomar decisiones de gran calado, la gran mayoría nos hemos dejado los ahorros por el camino o hemos tenido que re-hipotecarnos con la esperanza de sostenernos a flote hasta regresar a cierta normalidad.

Son tiempos de supervivencia.

Hay que minimizar el gasto, ser creativos y buscar ¡nuevas formas de negocio! .

Las redes sociales pueden ser plataformas en la que conseguir nuevas vías de ingresos y para nosotros que somos tan artesanos, parece que es imposible ejercer de manera telemática, pero hay un ¡mundo de posibilidades por explorar!.

 

adcts – ¿Crees que existen formaciones o profesionales que puedan ayudarnos a mejorar en este punto?¿Son suficientes?

Creo que estamos en la era del coach, de los formadores, de los asesores y mentores… pero que nadie sabe de donde han salido y si serán útiles en realidad.

Yo reconozco que busco formación alejada de todo lo enfocado a peluquería pues creo que hay mucho vende-humo y gente que se aprovecha de personas que como yo apenas terminamos estudios básicos!.

Pero seguro que entre tanta paja algo bueno se encuentra.

 

adcts – ¿Cómo lo haces tú y que camino seguiste para gestionar tu proyecto de forma eficiente?

Pues es que estoy empezando.

Llevamos 3 añitos nada más, y aunque no me puedo quejar, me he equivocado un montón y voy aprendiendo de mis errores.

Tengo la suerte de haber trabajado en multinacionales de las que he aprendido todo lo que estoy poniendo en práctica.

Además de ser una auténtica esponja que observa y analiza, curiosea, lee y reflexiona muchísimo.

Así que pongo en marcha muchas cosas y las que no funcionan intento que lo hagan pero si es que no van a funcionar se desechan y probamos algo nuevo.

Leo sobre grandes empresarios y grandes empresas, observo su forma de comunicarse, en que han cambiado, me parece súper interesante el diseño gráfico y el branding, analizo a marcas emergentes y el cómo han conseguido posicionarse.

Pero sobre todo, tengo la fortuna de tener entre mis amigos a grandes profesionales como Mario Melgar con el que comparto horas de conversaciones y en las que aprendo muchísimo.

Y creo que esa mentalidad de “estar abierto a aprender hasta de los peores momentos que puedes vivir y de hacerlo con ilusión” pues te mantiene en constante movimiento.

Decía Eduard Punset que la vida era como ir en bici…si te paras te caes

Pues así soy yo.

No dejo de pedalear.

 

adcts – ¿Piensas adoptar nuevas medidas de gestión en la post-pandemia?

Siento ser cortoplacista, pero como hasta que esto no termine no veremos las consecuencias reales, no puedo saber qué medidas tomaré.

Hoy más que nunca resiliencia y adaptación a los cambios, si puede ser a la velocidad de la luz mejor.

Porque lo que era un confinamiento de 15 días lleva casi un año de pandemia con múltiples fases y desescaladas y cierres perimetrales y recortes de horario, creo que no volverse loco y sobrevivir ya será todo un éxito.

 

adcts – ¿Qué necesita el sector para profesionalizarse en estos menesteres?

Creo que alejarnos de ese oficio artesanal heredado de maestro a aprendiz y acercarnos a colegiarnos, crear un código deontológico, una universidad con diferentes especializaciones y ganarnos el respeto de la sociedad.

Los barberos cirujanos perdieron las amputaciones en 1900 cuando los cirujanos se colegiaron y decidieron que intervenciones de este estilo solo podrían hacerse si eras un “cirujano colegiado” más tarde ocurrió lo mismo con los dentistas, el barbero cirujano vivió la cercenación de su oficio pues otros demostraron que para ejercer hacen falta años de estudio, unión, un saber hacer y que si no entras por el aro no puedes.

Nuestro oficio da para carrera.

Tenemos peluquería y barbería, pero en ese paraguas nos encontramos con dermotricologia, colorimetria, química, dibujo, historia, geometría, técnicas de corte, posticeria.

Cualquier persona puede ejercer nuestro oficio sin ningún tipo de control y ese es el gran problema.

 

adcts – ¿Crees que veremos esta profesionalización, que el sector se está moviendo hacia ahí?

Ojalá.

Yo soy parte de la generación de la industrialización de la peluquería, ese momento en la historia de nuestro oficio en el que gracias a un bienestar social se comienzan a abrir peluquerías a diestro y siniestro y los empresarios necesitan mano de obra en tiempo récord.

La que la FP de 5 años pasa a ser un módulo de ciclo medio de solo 2, y muchas academias comienzan a ofrecer títulos por 3 meses de curso o 6 meses.

Personas sin recorrido deciden abrir sus peluquerías y comienza la competición por precio ( competir con calidad no pasa por la mente de gente con poca experiencia porque saben que tienen las de perder) y así, sin darnos cuenta sufrimos el cliché televisivo de “chonis” y perdimos aquella elegancia que rodeaba la imagen de la peluquería que se vivió en el Hollywood de los años 50.

 

 

#ReformulandoLaPeluqueria
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia de usuario y obtener datos estadísticos de navegación de los usuarios.  Para más información vea la Política de cookies