Mamá, quiero ser peluquera

 

¿Porqué quiero ser peluquera?

Desde pequeña lo tenia bien claro aunque, según mis padres, tenía alguna duda con ser veterinaria.

Supongo que ayudó mucho en mi decisión final, que creciera rodeada de peluquería.

Desde que tengo memoria he visto mi padre publicando colección tras colección.

En ocasiones, me enseñaba alguna de las portadas, aquellas que más le apasionaban.

Por otra parte crecí viendo y esperando a mi madre que saliera de la peluquería.

A lo lejos, recuerdo conversaciones entre ellos, hablando de… Peluquería.

Todo esto y aunque ellos no querían influir en mis decisiones de qué ser o qué no ser, el entorno influye.

Al final decidí serlo por mi misma.

 

Por supuesto, tengo mis razones

Creo que la peluquería es una profesión muy gratificante.

Es cierto que siempre habrán momentos desagradables, y sobre todo para los alumnos como yo, nos pueden hacer pasar malos momentos.

Al fin y al cabo también somos lo que somos, gracias a lo malo.

Pero por otra parte también están la clientas amables y alegres que hacen subir la moral. La de ellas tanto como la tuya.

La alegría de ver una mujer saliendo del salón con ese subidón de energía que hasta le provoca una sonrisa amplia, al verse mas bella de lo que entró. Me parece increíble.

Formas parte de la vida de alguien más, por mucho o poco tiempo, haciendo su vida un poquito mejor.

Aunque me dé miedo porque es el principio de una era que cambiará mi vida por completo, porque sé que pasaré por una época dura en que no me saldrá bien todo al 100%, me gusta la idea de que se sientan seguros en mis manos, que les haga relajarse y salgan algo renovados, con una mejor versión de ellos mismos.

Eso no tiene precio…

Así que… ¿porque quiero ser peluquera?

No se si es por él entorno, por si lo llevo en la sangre o por los clientes…

 

Pero sé que quiero serlo

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook